Dermatitis atópica y dermatitis seborreica

Tener una piel lisa y sin imperfecciones no sólo es sinónimo de una piel bonita, sino también de una piel sana. Sin embargo, a veces cuidar la piel no es suficiente, y hay factores que influyen sobre ello, pero que se escapan de nuestro alcance, como son las afecciones cutáneas.

Quizás el acné es la enfermedad cutánea más popular, sin embargo, hay otras muchas afecciones que afectan a la salud y aspecto de nuestra piel, como son la psoriasis, la urticaria o la dermatitis.

Cuando hablamos de dermatitis irremediablemente estamos hablando de la inflamación de la dermis, lo que se traduce en manchas rojas, la aparición de costras o escamas, además de picor o prurito.

Dentro del mundo de las dermatitis, dos de las más populares son la dermatitis atópica y la dermatitis seborreica o seborrea.

dermatitis atopica

 

Dermatitis Atópica ¿Que es y como curarla?

Es una de las enfermedades cutáneas más comunes. Aunque su origen no está del todo claro, se cree que a menudo está relacionada con factores hereditarios, aunque también pueden influir otras circunstancias en la aparición de la dermatitis atópica en nuestra piel, tales como los cambios bruscos de tiempo, la alimentación o el estado de ánimo.

La dermatitis atópica presenta en forma de brotes. Aunque es una enfermedad crónica (no tiene cura definitiva) sí podemos seguir un sinfín de pautas y cuidados para paliar y controlar los brotes.

La dermatitis atópica se manifiesta de diversas formas: picor, prurito, ampollas, eccemas, escamas o incluso hasta costras. Aunque no es una enfermedad grave, si es muy molesta por el picor insufrible que produce, y esto, además, puede afectar a nuestro estado de ánimo.

 

¿Como tratar la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una dolencia que cada vez afecta a más gente, ya que se estima que alrededor del 15% de la población mundial sufre esta enfermedad.

dermatitis atopica

Aunque lamentablemente no tiene cura, si podemos seguir varias pautas tanto como para prevenir nuevos brotes como para calmarlos.

  • Primeramente, debemos consumir una dieta baja en gluten. Según algunos estudios, la dermatitis atópica guarda una estrecha relación con la ingesta de gluten, ya que pacientes que eliminan o reducen el gluten de su dieta, ven notablemente reducidos los efectos de la dermatitis atópica en su piel.
  • También debemos evitar exponer nuestra piel a determinados productos de limpieza tales como detergentes o lejía, ya que estos afectan negativamente sobre la dermatitis atópica, además de que pueden provocar otros tipos de dermatitis, como el eccema dishidrótico.
  • Debemos mantener una buena rutina de higiene, para ello debemos usar un jabón específico para la dermatitis atópica.

 

Los jabones que debes utilizar son los jabones syndet, es decir, jabones que no contengan ni colorantes, ni conservantes, ni perfumes, ni parabenos, ni lanolina, ni alcohol ni sulfatos.

dermatitis atopica

Parece imposible, pero existen, y, además suelen incluir una serie de ingredientes tales como la vitamina E, con alto poder hidratante, o la caléndula, que es un potente calmante natural para nuestra piel.

Mis recomendaciones de jabones syndet para tratar la dermatitis atópica:

 

Siguiendo con los cuidados tópicos, la dermatitis atópica agradece terriblemente una crema emoliente, por lo que debemos empezar a incluir en nuestra rutina de belleza una crema de este tipo. Debemos mantener nuestra piel bien hidratada y de forma constante, por lo que debemos ser disciplinados.

¿Cuál es la diferencia entre una crema hidratante y una crema emoliente? La crema hidratante aporta sólo agua a nuestra piel, mientras que la crema emoliente, gracias a sus componentes, calma y alivia la piel, reduciendo así la descamación y la inflamación de la piel.

Las cremas emolientes más efectivas en la lucha contra la dermatitis atópica son las que contienen urea.

dermatitis

La urea ayuda no solo a hidratar y a calmar la piel, sino que también genera un efecto barrera y estimula la creación de péptidos antimicrobianos.

La urea, además, logra aliviar el picor que a menudo produce la dermatitis atópica en la piel, por lo que resulta realmente efectiva.

Mis recomendaciones de cremas emolientes con urea para tratar la dermatitis atópica son las siguientes:

 

Otro cuidado tópico que debemos incluir en nuestra lucha contra la dermatitis atópica es la inclusión en nuestra rutina de aceites esenciales. Dos de los más indicados para luchar contra la dermatitis atópica son el aceite de caléndula (con propiedades calmantes y antisépticas) y el aceite de onagra (estabiliza la capa más externa de la piel).

El aceite de onagra lo normalmente lo encontrarás en formato cápsulas. Al contrario de lo que puedas pensar, esto es una gran ventaja, ya que su aplicación será incluso más sencilla. Tan solo tendrás que coger una cápsula, abrirla y derramarla directamente sobre el eccema.

dermatitis

Mis recomendaciones de aceites esenciales para el cuidado de dermatitis atópica:

 

Dermatitis Seborreica

La dermatitis seborreica es una afección de la piel que se presenta mediante brotes. Normalmente se manifiesta en el cuero cabelludo (la caspa) pero también puede hacerlo en cualquier otra parte del cuerpo, como cara o brazos.

Al igual que ocurría con la dermatitis atópica, su origen y causas son inciertas, y se manifiesta en forma de caspas, costras o piel enrojecida.

Aunque el origen de la dermatitis seborreica no está del todo claro, hay determinados factores que están relacionados directamente con la enfermedad.

Las principales causas con las que se asocia la dermatitis seborreica son alteraciones hormonales, una debilitación del sistema inmunológico, o la carencia de determinados nutrientes, aunque también se relaciona esta dolencia con el hongo malassezia, que se encuentra en la secreción sebácea de nuestra piel.

dermatitis eborreica

Según los expertos, hay otras causas adicionales que pueden incrementar el riesgo de sufrir brotes de dermatitis seborreica tales como los cambios bruscos de temperatura, una mala higiene en la piel, obesidad, afecciones neurológicas, o el estrés y el cansancio.

 

¿Cómo tratar la dermatitis seborreica?

La dermatitis seborreica en el cuero cabelludo se puede tratar con champús anticaspa o tratamientos naturales.

dermatitis seborreica

Los champús anticaspa incluyen entre sus ingredientes climbazol, acido salicílico, sulfuro de selenio o azufre entre otros. También suelen contener diferentes extractos naturales tales como extracto de ortiga o extracto de salvia.

Mis recomendaciones de champús anticaspa para luchar contra la dermatitis seborreica son:

 

Si el brote de dermatitis seborreica lo sufres en cualquier otra parte del cuerpo debes:

  • Hacerte con un jabón de azufre: el jabón de azufre tiene propiedades astringentes y antiseborreicas, por lo que ayudará a regular el sebo. El jabón de azufre también es muy recomendable en personas que padezcan acné.

 

dermatitis seborreica

También puedes utilizar un jabón de ácido salicílico, que también es seborregulador y además ayuda a eliminar las células muertas.

Mis recomendaciones de jabones para luchar contra la dermatitis seborreica son:

 

Incluir emulsiones y cremas seborreguladoras en tu rutina: incluir cremas matificantes y astringentes, indicadas especialmente para tratar la dermatitis seborreica.

 

Para finalizar, la última recomendación que debes seguir para tratar la dermatitis de forma efectiva y quizás la más importante es armarte de paciencia. Luchar contra la dermatitis, independientemente del tipo que sea ésta, es una carrera de fondo, que se gana con constancia y calma, por lo que deberás no solo armar tu tocador con los productos indicados, sino que también deberás mentalizarte de que para vencer a la dermatitis debes tener constancia y disciplina con tu rutina y paciencia, mucha paciencia.

Elena Fernandez
Elena Fernandez
Autora del este blog y apasionada de los tratamientos de belleza y de las nuevas tecnicas para el cuidado de la piel.

Deja una respuesta

¿Quieres dejar un comentario? No te cortes, te contestaré lo mas rápido posible ;)

Share on twitter
Share on pinterest
Share on facebook
Share on whatsapp