Alisado permanente: japonés, brasileño y orgánicos

Si estas cansada de luchar contra tus rizos o no soportas tu pelo encrespado, no sufras más y sigue leyendo, ya que seguramente llegó el momento de hacer un alisado permanente.

Lucir una melena lisa como una tabla no es exclusivamente una cuestión de genética, ya que, desde hace años se han ido implantado técnicas que cambian la forma de tu pelo, permitiéndote lucir la melena lisa con la que siempre has soñado.

alisado permanente

Primero llegó el alisado japonés, que es el tratamiento más drástico dentro de los alisados permanentes, ya que transforma tu pelo (independientemente de la forma que tenga este) en una melena lisa como una tabla, recordando a la de las geishas japonesas. Pero ojo, no es apto para todas las melenas.

Luego llegó el alisado brasileño, que, a diferencia del alisado japonés, si es apto para cualquier tipo de pelo, dejándolo liso y brillante.

Finalmente, para hacerle frente a estos dos “titanes” que gobernaron el mundo de los alisados permanentes durante años, llegaron otros alisados permanentes siendo los orgánicos los más destacables.

Así que, si tu fantasía es tener ese pelo liso que la naturaleza no te ha dado sigue leyendo y descubre que tratamiento va mejor con tu pelo.

 

Alisado japones

Si tienes un pelo sano, sin mechas o decoloraciones excesivas y tu sueño es lucir una melena lisa como una tabla, sin ningún tipo de onda y con poco volumen, este es tu tratamiento.

El alisado japonés nace a mediados de los noventa, de la mano de la estilista Yuko Yamashita. Es un tratamiento que no tiene nada que ver con el famoso alisado brasileño, ya que más bien podríamos decir que el alisado japonés es una especie de “permanente para alisar” el pelo.

El alisado japonés o sistema Yuko es un sistema de alisado permanente que se basa en la rotura definitiva de los puentes de sulfuro de nuestro pelo, que son los encargados de darle la forma. Esto lo consigue gracias a su principal componente, el tioglicolato de amonio.

alisado japones

El japonés es un alisado permanente, es decir, una vez que sometes tu pelo al tratamiento, este se quedará liso tabla para siempre. Sin embargo, debes tener en cuenta que, cuando el pelo crezca, no saldrá liso tabla, sino que conservará su forma original. Esto implica que cuando te crezcan las raíces, tendrás que ir a tu peluquería a retocar tu alisado japonés, salvo que quieras lucir un extraño look con raíces rizadas o foscas y el resto de pelo liso tabla.

El japonés no está indicado para cabellos muy deteriorados, teñidos o con mechas, ya que, al ser un tratamiento agresivo, puede provocar la rotura de tu pelo.

Este tratamiento no es el método de alisado permanente más demandado, pese a que sigue teniendo su público, ya que si tienes un pelo sano y lo que buscas es un pelo liso tabla y con muy poco volumen, préstale atención al alisado japonés porque puede que sea el tratamiento que necesitas.

 

Alisado brasileño o alisado de keratina

El alisado brasileño o alisado de keratina es un tratamiento que, aunque igualmente sirve para alisar el pelo no tiene nada que ver con el japonés.

El alisado brasileño o de keratina es un tratamiento permanente que surge en Brasil a finales de los 90. Es un tratamiento que nace del profundo deseo de las mujeres brasileñas de poder lucir una larga melena lisa y sin encrespamiento, y es que, en la cultura bellecil brasileña hay una fuerte idea generalizada de que una larga melena lisa es sinónimo indiscutible de belleza.

El alisado brasileño o de keratina es un tratamiento químico poco agresivo, ideal para cualquier tipo de pelo (sano, estropeado, teñido, o con mechas) ya que este tratamiento no solo sirve para alisar el pelo, sino que también nutre y restaura la fibra capilar desde el interior, por lo que además notarás tu pelo mucho más brillante y sano.

alisado brasileno

El alisado brasileño o alisado de keratina está compuesto principalmente por keratina pura, y otros ingredientes altamente nutrientes como aceites puros y arcillas. Sin embargo, también solía contar con un controvertido ingrediente, el formol (que precisamente era el que ayudaba en mayor medida a cambiar la apariencia de la fibra capilar y alisar el pelo). El uso de este componente está prohibido en algunos países, ya que puede ocasionar diversas dolencias, desde problemas gástricos, alergias, eczemas, cefaleas hasta problemas más graves.

El formol provoca la rotura de los puentes cristínicos de nuestro pelo (los encargados de darle forma). Sin embargo, aunque esto suena muy bien, a la larga, el formol puede producir graves daños en el pelo y provocar rotura o caída.

El uso del formol en peluquería, concretamente como componente del alisado brasileño o de keratina se debía principalmente al desconocimiento de los efectos que este compuesto provoca. Actualmente, es un ingrediente que ya prácticamente no se utiliza en el alisado brasileño, y, en los pocos casos que se sigue utilizando, siempre es en una cantidad inferior al 0.2%, que es lo permitido.

 

¿Como se realiza el alisado brasileño?

El alisado brasileño es un tratamiento ofertado por casi todos los salones de belleza y peluquerías, sin embargo, el precio a pagar si decides ponerte en manos de un profesional es muy elevado (normalmente, a partir de 120 euros), por lo que cada vez son más quienes optan por realizar el tratamiento en casa. La diferencia de precios es brutal, asi que si optas por hacerte el alisado brasileño en casa tan solo necesitas hacerte con un buen kit (el más famoso es el alisado brasileño Kativa, que da unos excelentes resultados), armarte de paciencia y ponerte manos a la obra.

  • El primer paso que debes hacer a la hora de realizarte el alisado brasileño es lavar el pelo con un champú especial libre de sulfatos y sal. Este paso es muy importante ya que necesitamos el pelo perfectamente limpio y sin restos de otros productos antes de iniciar el tratamiento. Esto hará que el producto penetre con una mayor intensidad en él y sea más efectivo.
  • A continuación, secamos el pelo con el secador (es importante que el pelo esté perfectamente seco, ya que si no, podemos obtener resultados indeseados), y aplicamos el producto (la keratina alisadora). Para ello debemos utilizar guantes e ir aplicando el producto mechón a mechón. Peinamos nuestro pelo para evitar nudos y retiramos el exceso de producto con una toalla.
  • Sin aclarar el producto, secamos de nuevo el pelo con el secador (la sensación será parecida a cuando te dejas la mascarilla todo el día puesta). Una vez hayamos secado el pelo debemos armarnos de paciencia y alisar mechón a mechón nuestra melena con la plancha. Es importante darle a cada mechón varias pasadas con la plancha, ya que así el resultado será óptimo.

 

Es un proceso un tanto engorroso y lento, muy lento, ya que si tienes una melena larga o mucha cantidad de pelo realizarte el alisado brasileño o de keratina te puede llevar entre 4 y 6 horas.

  • Una vez hayas alisado perfectamente tu pelo, debes esperar al menos 5 minutos (esperar a que el pelo enfríe del calor de la plancha) y lavarlo de nuevo con un champú y acondicionador libre de sulfatos y sales.

 

Aunque el procedimiento es largo, los resultados merecen la pena, ya que, si lo haces correctamente y sin saltarte ningún paso obtendrás unos resultados idénticos a los de peluquería, pero gastando mucho menos dinero. Seguro que cuando termines no te arrepientes.

alisado

Actualmente, tienes un amplio abanico de kits de alisado brasileño o alisado de keratina para hacer en tu casa. Sin embargo, el más popular de ellos es el alisado brasileño de Kativa.

Es un tratamiento de alisado brasileño libre de formol, basada en keratina pura y aceite de argán y que promete unos resultados sobre tu pelo de hasta 10 semanas.

El kit de alisado brasileño Kativa es uno de los más famosos dentro de este tipo de productos, ya que ofrece unos resultados espectaculares y de calidad a un precio excelente.

Asi que, si te animas a realizar el alisado brasileño en casa, puedes conseguir aquí el kit de Kativa: https://bellezaalacarta.com/2wWNnQr

 

¿Como debo cuidar mi alisado brasileño para que me dure más?

La mayoría de tratamientos capilares necesitan unos cuidados de mantenimiento para que sus resultados se vean durante más tiempo en nuestro pelo.

El alisado brasileño o keratina no es una excepción y necesita unos cuidados posteriores, aunque nada difíciles de seguir.

Lo único que debemos hacer es cambiar nuestro champú y acondicionador habitual por uno que no contenga ni sales ni sulfatos.

alisado

Además, los champús y acondicionadores sin sales ni sulfatos no solo nos permiten mantener nuestro alisado brasileño por más tiempo, sino que nos ayudan a que nuestro pelo luzca mejor, ya que fortalecen las fibras capilares, evitan los daños en nuestra melena y aportan brillo y suavidad.

Ya sabes, si quieres empezar a cuidar tu pelo y que este luzca mejor, cambia tu champú y acondicionador de siempre por productos libres de sales y sulfatos.

La marca Kativa, especializada en alisado brasileño ofrece kits de mantenimiento que incluyen champú y acondicionador: https://bellezaalacarta.com/2wTSeSt

 

Alisado frances y Taninoplastia

Los dos tratamientos más populares de alisado permanente son los dos de siempre, el alisado japonés y el alisado brasileño o de keratina. Sin embargo, en los últimos años han surgido nuevas alternativas a estos dos famosos tratamientos, que prometen resultados parecidos.

Dos de los más conocidos son el alisado francés y la taninoplastia. Ambos se consideran tratamientos orgánicos.

La taninoplastia incorpora a su fórmula taninos, que son un componente que se encuentra en distintos frutos como uvas, granadas y en las cortezas de los árboles.

Por eso la taninoplastia se considera un método orgánico y natural para alisar el pelo.

Es un método que no es nada agresivo con tu pelo y ayuda a nutrirlo y repararlo.

La taninoplastia tiene una duración de unos 3 meses, aunque, como en casi cualquier tratamiento todo dependerá de los cuidados posteriores y del mantenimiento que se le dé.

El alisado francés promete un pelo liso y sin encrespamiento y sin reducir el volumen natural del cabello.

Es un tratamiento que no daña ni rompe la estructura de nuestro pelo, por lo que resulta un tratamiento adecuado para cabellos teñidos o con mechas.

El alisado francés cuenta entre sus ingredientes naturales con agua purificada, queratina y ácido hialurónico, lo que aporta una nutrición e hidratación al pelo sin apelmazarlo.

El modo de realización de estos tratamientos es prácticamente idéntico al de otros tratamientos permanentes, como es el alisado brasileño. Es un tratamiento que se realiza tanto en peluquerías como en casa, aunque igualmente deberás armarte de paciencia, ya que el proceso de aplicación y realización de este tratamiento puede durar entre 3 y 5 horas.

alisado taninoplastia

Ambos son tratamientos caros, al igual que todos los tratamientos de alisado permanente, sin embargo, si quieres ahorrar dinero, puedes optar por realizarte el tratamiento en casa.

Uno de los kits de alisado francés más demandados es el kit de Valquer.

Puedes adquirir el kit de alisado francés a través del siguiente enlace: https://bellezaalacarta.com/2vZQkjh

 

Además, ambos tratamientos requieren un mantenimiento posterior para asegurar sus resultados y prolongarlos durante más tiempo.

Para ello debes usar igualmente champú y acondicionador libres de sulfatos y sales.

Así que ya sabes, lucir un pelo liso y sedoso está tu mano, por lo que solo tienes que decidir cual de los diferentes alisados permanentes se adecua más a tu pelo y decirle de una vez por todas adiós a la plancha.

Elena Fernandez
Elena Fernandez
Autora del este blog y apasionada de los tratamientos de belleza y de las nuevas tecnicas para el cuidado de la piel.

Deja una respuesta

¿Quieres dejar un comentario? No te cortes, te contestaré lo mas rápido posible ;)

Share on twitter
Share on pinterest
Share on facebook
Share on whatsapp